Saltear al contenido principal

Lugares mágicos en Nueva York

No me canso de decir que mi viaje a NY en febrero fue fascinante. No solo encontré y traje cosas espectaculares para mi negocio, también conocí sitios y personas maravillosas. Más de un ángel se me apareció en el camino. Esta es la historia de uno de ellos…..
Estábamos caminando por Soho, Pili que es mi mejor amiga y yo. Ya era finales de la tarde, estábamos cansadas con frío y hambre. Pero teníamos un almacén mas por visitar dentro de la lista que había llevado, ya los demás estaban chuleados. Cuando Pili para en seco y me dice: “Lu!!!! Entremos a este sitio, es famosísimo. Aquí compra la ropa Iris Ipfel”. No tenía aviso ni nada. Creo que no alcance a pensarlo mucho entramos de una, era un sitio que teníamos que conocer.

La primera impresión cuando entramos fue de caos, parecía un bazaar persa. Toda la ropa organizada de manera desorganizada. Nada esta colgado, una cosa estaba encima de la otra. No hay un orden aparente y todo se debe buscar. Al levantar una cosa encuentras otra. Pero una vez se entiende el concepto empiezas a ver cosas MARAVILLOSAS!!!!!! Entre esas cosas…..su dueña.
Mientras Pili y yo nos estamos adaptando al caótico orden aparece una mujer de baja estatura, de edad, peinada con dos trenzas, vestida con una falda larga anudada a los lados, una chaqueta de rayas azules y rojas y encima una chaqueta dorada en jaquard. Estaba vestida en capas, prenda sobre prenda, muy actual, unas mas cortas y otras mas largas. Su rostro era blanco, sus cejas dos líneas color rojo y encima de estas unas líneas azul verdoso. Tenía una tela roja colgada del cuello haciendo la función de collar. Se presenta y nos dice que se llama Luxor. Que es Italiana y que hace muchos años tiene su tienda y le vende ropa a la Elite Newyorkina.

Esta mujer aunque de baja estatura y de apariencia un poco extraña para algunos con su energía llena todo ese espacio y lo ilumina ( no para mi yo estaba feliz conociendo este personaje, me sentía en mi ambiente). Ella nos empieza a contar que es amiga de todos los diseñadores y que estos le hacen prendas especiales para que ella venda en su tienda. Nada tiene etiquetas ni marquilla. Su política es no decir el nombre del diseñador entonces no se sabe de quien estas comprando, se debe conocer mucho de moda para identificarlos. Los precios los tiene en la cabeza. Así, son negociables.
Nos empieza a mostrar Luxor todos los “TESOROS!” que tiene en su almacén y nos los queríamos llevar todos (aclaro que esta vez la antojada no era solamente yo). Vestidos, blusas, abrigos, chaquetas, cada que cogíamos una prenda nos llevábamos una sorpresa porque había otra mejor debajo de la que teníamos en la mano. Nos empezamos a medir y esta señora empieza a asesorarnos de cómo usar cada prenda. Un vestido blanco con negro de cuadros con cortes en los lados del cual me enamore perdidamente y que debo confesar que compré, creo que perfectamente puede ser de Comme des Garçon, Luxor en un minuto me lo puso de bufanda y como cinturón. Como no me lo iba a llevar!!! Varias prendas en una, era una oportunidad única que no se podía dejar pasar (con esa compra tengo una historia con mi papá que después se las cuento).

Para no hacer mas larga la historia compramos un par de cosas. Pero no nos podíamos ir sin tomarnos una foto con ella. Entonces le pido que si me puedo tomar la foto y le cuento que yo tengo un blog. Ella me dice que si y trae unas flores para la foto. Al final nos regala un poema y nos dice que Pili se debe parar en una silla esa noche y leerme el poema, que así su autor lo habría querido. Mas enamoradas de esta mujer no podíamos estar.

Salimos las dos de este sitio con el espíritu lleno y felices de haber conocido a un ser tan especial, hermoso y auténtico. Paracelso se convertirá en visita obligada cada que vaya a NY no solo a comprar una pieza rara y única de algún diseñador del que nunca sabré su nombre también a visitar a Luxor para que me cuente sus historias y vivir la moda a través de sus prendas, vivencias y caótico y hermoso espacio.
Lu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba