Saltear al contenido principal

Historia del chal

#lunesdehistoriadelamoda. El chal es originario de Persia. Shál significa; lana finamente tejida. Los chales de cashemere son considerados como los más finos entre todos. Son confeccionados con el pelo de la parte del estómago y cuello de las cabras de las montañas del Himalaya. La materia prima es tansportada hasta Cachemira, India donde es hilado y tejido a mano. Es una labor llevada a cabo por expertos artesanos. El proceso de confección de un Chal puede durar alrededor de 18 meses. Mientras que las creaciones más elaboradas se pueden tomar hasta 3 años.

En tiempos pasados este elemento simbolizaba status entre la nobleza en el Norte de la India. A finales del siglo 18 Francia y Gran Bretaña empiezan a confeccionarlo con métodos más económicos. En 1990 en Estados Unidos empiezan a comercializar el Chal y le dan el nombre Persa de Pashmina, lo cual significa Lana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba