Coherencia y consecuencia de mis hábitos de consumo

Hace poco y por causalidades de la vida conocí a una Coach de alimentación. Se me ocurrió proponerle que hiciéramos una colaboración para la serie que estoy escribiendo sobre empoderamiento.

Una mañana nos sentamos hablar con el fin de encontrar un punto en común y coincidimos que este tema tiene mucho que ver con la autoestima y la responsabilidad. Entonces decidí escribir un post acerca de la importancia de “ser consciente de mis hábitos de consumo tanto en la alimentación como en las prendas que uso”. Ya que Yo Soy la que toma sus propias decisiones y decido desde donde y como quiero vivir. ¿Desde donde quiero vivir?

Hace 10 años empecé mi practica de yoga. A través de esta he aprendido e interiorizado el concepto del “Ahimsa” o “No violencia” y con el tiempo comencé a cuestionar mis hábitos de consumo, de donde proviene lo que como y lo que me pongo. Esto como me afecta y como afecta a los demás.

Se ha convertido en un tema de responsabilidad conmigo misma. Así como escojo a las personas con las que me relaciono, como amigos y pareja, también escojo de donde provienen los alimentos que consumo a diario, en donde puedo comprar y las marcas de ropa que quiero usar. Ya que esto refleja quien soy. Yo escojo que mujer quiero ser y que papel quiero jugar en la vida. Yo soy la que decide que quiero cambiar.

Con todo esto durante mis estudios acerca de la moda me he cuestionado mucho como puedo ayudar al planeta, ya que esta es la segunda industria más contaminante que existe con la aceleración de producción y consumo (El Fast Fashion). A raíz de mi inquietud he empezado a indagar de donde vienen las prendas que compro y como es la forma de trabajo de esas marcas. No es solo de donde vienen sino la claridad de cada marca. Como es la cadena de producción.

Algo de historia: En el 2013 ocurrió el derrumbe de Rana Plaza. Un edificio de 8 pisos ubicado en Bangladés. En menos de 1 minuto se derrumbo. 1.137 personas murieron y otras miles resultaron heridas. Estas personas confeccionaban ropa en condiciones infra humanas. Trabajaban 6 días a la semana por 29 centavos la hora.

A partir de este acontecimiento empezaron a surgir políticas que regulan las condiciones en las que trabajan estas personas. Aunque muchas cosas aun están por mejorar como las condiciones salariales y la transparencia. Entonces me pregunto :¿De donde viene mi ropa? Y la misma pregunta nos podemos hacer con la comida, quien la cultiva, como la cultivan, donde y como son criados los animales, como son sus condiciones de trabajo de estas personas etc.

Grandes firmas como Levi´s y Stella McCartney tienen como filosofía en su diseño crear Moda sostenible. La primera esta innovando en el desgaste de los materiales con láser y así usar menos agua, lo cual genera menos contaminación y la segunda es protectora de animales por esa razón no utiliza nada de pieles en sus diseños. Utiliza la seda y lana entre otros materiales. Sus algodones son orgánicos y trabaja con forest friendly fabrics ( telas amigables con el ecosistema).

Aunque no nos guste la moda tenemos una relación con las prendas que usamos. La ropa se convierte en nuestra segunda piel y le damos vida a cada prenda que nos ponemos. Recuerda que “Somos lo que nos ponemos”.

También recuerda que “somos lo que comemos”. La buena alimentación es lo que nos da energía a nuestro cuerpo. Si son conscientes de su cuerpo pueden darse cuenta que este nos habla. Después consumir algunos alimentos quedamos con sueño, nos cuesta trabajo pensar, nos sentimos pesados, de repente aparece una alergia o por el contrario se siente uno vital, con la energía en alto. Esto es parte de conocerme.

Por esa razón las invito a que reflexionemos de donde viene esa blusa, ese pantalón, esos jeans y todo lo que comemos y que seamos responsables y coherentes con nuestras creencia y los hábitos de consumo que tenemos. Tenemos la libertad y el poder de escoger y cuestionar.

Recuerda que la ropa transmite mensajes y nosotras somos responsables del mensaje que le estamos transmitiendo al mundo, es muy difícil separar la prenda de la persona que la esta usando, tenemos opciones y las podemos controlar. Eso es empoderamiento.

Pregúntate: ¿Cómo quiero vivir mi vida?

Un abrazo

Lu

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s