Diario de una Personal Shopper

Hace unos días viaje a Miami de compras para mis clientes. Todo el mundo cree que es un viaje súper relajado. De compras, que dicha, te vas de paseo!!! Es lo que siempre me dicen. Pero la verdad no voy de paseo ni de compras para mí. Ya quisiera!!!!  Voy a comprar para otras personas pensando en ellas y en sus presupuestos. Esta vez fueron 6 días intensos, de no parar. Además que cada vez se va volviendo más difícil conseguir cosas bonitas, diferentes a lo que otras personas pueden traer, de moda de verdad, buena calidad  y a un buen “precio”.

Siempre que viajo lo hago con mi mamá, que es mi compañera inseparable.  Somos un gran equipo y claro está que cada una tiene  sus funciones. Yo soy el chofer y la que maneja el GPS para no perdernos (si ustedes le preguntan ella va a decir que me ayuda con el GPS, me avisa dos millas antes de cada salida para que me empiece a orillar y no  pasarnos la salida, pero la verdad mi mamá se pierde bajándose de la cama jajaja ).  Hago la curaduría de las prendas que voy a traer. Que es una curaduría?? Es una selección cuidadosa da cada pieza, asegurarse que haya un equilibrio dentro de las prendas que se escogen y las marcas, cuidarse de no traer repetido para no uniformar a las personas, buscar prendas diferentes que no se encuentran en Cali y que hagan la diferencia entre lo que traigoMi mamá tiene dos funciones básicas y cruciales: acompañarme y empacar ( la verdad es la mejor compañera de viaje y se gana el premio a la mejor empacadora de maletas en el planeta!!! )

Como empieza mi día: Me levanto temprano y salgo a trotar. (Es algo que siempre tengo que hacer allá, aunque después me vaya a caminar horas enteras mientras hago las compras, correr allá es una experiencia maravillosa para mi). Siento que troto con más energía que en Cali. Lo hago por  un camino que pasa alrededor de una cancha de golf. En mi recorrido veo las patas con su paticos, ardillas,  lagos, palmas y de regreso al apartamento veo los yates parqueados en las marinas y a otros deportistas de todas las edades que sin conocerme siempre me saludan. Después tengo un desayuno saludable, ya mi mamá tiene listo el café y la fruta (me doy todo el gusto del mundo comprando todo lo que me gusta en Wholefoods en el cual me podría quedar a vivir), con mi desayuno listo me siento en el balcón con vista al canal y al mar (como una princesa, como me lo merezco a desayunar y admirar la vista).

Alrededor de las 9am ya estamos listas para salir con itinerario en mano. Antes de cada viaje hago bien la tarea: tengo un listado de los almacenes y marcas que voy a visitar y el recorrido que vamos hacer (porque el tiempo nos tiene que alcanzar).  En cada viaje trato de incorporar un sitio o marca nueva con la idea de traer cosas diferentes a las que se pueden conseguir en Cali (ya tenemos acceso a muy buenos diseñadores nacionales y a marcas como Zara).

fullsizerender

Siempre regresamos al apartamento de noche, muy cansadas de voltear y felices con el cumplimiento de un día más de comprar cosas súper lindas pensando en las clientas. Sacamos todo de las bolsas y empezamos a organizar. Empieza la tarea de mi mamá, empacar…. Quedo  con la satisfacción que voy con una maleta llena de posibilidades, que mis clientas se van a ir felices y que nuestro esfuerzo y el amor que le ponemos al trabajo valió la pena al ver sus sonrisas y en cada llamada o mensaje de texto que me ponen para que les ayude a combinar o en las fotos que me envían con orgullo de lo lindas que se sienten con cada outfit escogido cuidadosamente para ellas.

Lo que yo pretendo es traer moda y diseño mezclado con piezas atemporales y contemporáneas, más para el día a día. Tengo una conciencia clara que no todas mis clientas buscan moda ni son arriesgadas pero buscan piezas que sean neutrales y atemporales.   Hago una selección entre vestidos, blusas, pantalones, faldas, maxi dresses y otras prendas que me llamen la atención y que considere pueda proponerles que usen. Así, nada apretado. Dentro de mi proceso de compra y asesoría tengo en cuenta tallas, colores de temporada, las tendencias y estilos de mis clientas. Yo les propongo estilos y como mezclar y combinar entre sí con el fin de sacarle el mejor partido a cada prenda de acuerdo a sus personalidades. De una forma me he ido convirtiendo en una influencer. Debo confesarles que lo que más me gusta es cuando me dicen: “Lu, te odio!!!!” , me encanta!!! Porque sé que les gusta todo lo que traje y se les empieza a dificultar la selección de lo que se quieren llevar. Entonces después de medirse lo que les traje empieza el proceso de filtrar.  “Lu, ahora toca filtrar”, y se mueren de la risa separando con angustia (dejar cosas que nos gustan es muy difícil).

 

Tengo que confesarles que me encantan las vitrinas  y dentro de mis recorridos siempre tengo tiempo para admirarlas (me hubiera encantado estudiar vitrinismo, a donde voy busco vitrinas y tomo fotos)  y  siempre estoy pendiente como las grandes marcas cuentan diferentes historias con sus escaparates. Me invitan a soñar y a crear, me transportan con sus historias. Me impresiona la creatividad que tienen para implementar un concepto, con una imagen, con un solo elemento de la marca no necesitan más para invitarte y llevarte de la mano a entrar a la tienda y buscar ese producto específico.

También me encanta ver como exhiben dentro de las tiendas.  Unas de mis tiendas favoritas en exhibición es Anthropologie. La forma como tienen todo organizado, la iluminación, todos sus muebles en madera, como combinan el home decor con la ropa como te van llevando de un concepto a otro, todo en una misma gama de colores, se siente uno transportado a un mundo de sutileza, feminidad, delicadeza y comodidad. (La verdad a veces me quisiera quedar a vivir dentro de ese almacén). Son piezas que te invitan a comprar. Otra tienda a la que me gusta entrar a ver su exhibición y lo que están proponiendo las grandes marcas es Nordstrom. Aquí me entero de tendencias y veo como las marcas como H&M y Zara, sin ningún reparo, las adoptan como propias.

Dentro de mi escaso tiempo trato de visitar sitios como Wynwood, donde me paso por una galería de arte. Ahí también encuentro fuentes de inspiración. Esta zona llena de colorido, arte, diseño, murales, me inspiran  y de paso le regalo un poco de cultura a mi alma y espíritu.

Lu

 

4 thoughts on “Diario de una Personal Shopper

  1. Todo se ve hermoso, espero que podamos viajar juntas alguna vez! Lo más genial de las cosas que traes es que realmente haces una curaduría a conciencia, entonces cada prenda no se ve solo linda en el closet, ya tu revisaste las formas y eso me parece importantísimo de resaltar.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s